Consejos
17281
page-template-default,page,page-id-17281,bridge-core-2.4.3,mltlngg-ca,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-theme-ver-22.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.3.0,vc_responsive

Consejos

Exfoliación corporal con azúcar moreno, aceite de oliva y jengibre

 

Mezcla 2 tazas de azúcar moreno con 1 taza de aceite de oliva y agregue una pequeña cantidad de jengibre molido.

Mezcla bien hasta conseguir una pasta.

Con movimientos circulares, frota todo el cuerpo, prestando especial atención a los codos, los talones y las rodillas.

Enjuaga con un gel de baño y seca sin frontar con una toalla.

El resultado: una piel más suave, más luminosa y menos seca.

 

Tratamiento de leche y miel para tus pies

 

Vierte 2 tazas de leche por una taza de miel en un recipiente lo suficientemente grande como para colocar ambos pies.

Remoja durante 15 minutos, masajeando ligeramente la mezcla en la piel.

Resultados: piel más suave y tersa sin exfoliación áspera.

También puedes usar el combo leche / miel para remojar los codos o las manos, o acariciar suavemente la cara y masajear.

Enjuaga siempre con agua tibia.

 

Mascarilla de clara de huevo y cítricos (piel normal a grasa)

Mezcla 2 claras de huevo crudas con 1/4 taza de jugo de naranja fresco.
Aplica sobre la piel y deja reposar durante 15 minutos hasta que se seque.
Enjuaga bien con agua tibia.
El resultado: poros más cerrados y un cutis más brillante y menos opaco.

 

Mascarilla facial de avena (piel sensible)

Mezcla la harina de avena con agua hirviendo de acuerdo con las instrucciones del paquete.

Deja enfriar, luego aplica sobre la piel y deja reposar durante 15 minutos.

Enjuaga bien con agua tibia.

El resultado: Un brillo radiante, hidratado.